viernes, 8 de julio de 2016

Accidentes en la cocina

Tengo muy buena imaginación, desde que soy madre, es una pesada losa que llevar, vivo cada posible accidente que puede pasar en mi cabeza, pero no puedo encerrar en una burbuja a mi hijo, aunque me encantaría, ni puedo enfadarme y golpear cosas por que cuando paso no me di cuenta que era una posibilidad, que se cayera, resbalara, o golpeara. No soy Hulk, para golpear cosas, ni Fanklin Richards para adivinar el futuro.

En la cocina pueden pasar muchos accidentes, y pueden ser terribles, es muy iimportante seguir normas y  que estemos muy atentos.

Por ejemplo yo tengo los cuchillos, y los productos de limpieza en cajones con seguro, el resto de cajones los puede abrir sin problemas, pero no esos.

Siempre que cocinamos juntos ambos, sí ,yo también, estamos tranquilos, descansados, nos apetece, y tenemos tiempo. Si estoy cansada, no voy a estar atenta, mis reflejos no serán tan buenos y pueden pasar accidentes, si el esta cansado, estará nervioso, no me atendera y pasaran accidentes.

Hay que explicar normas como un lugar donde colocarse si el horno esta encendido, o vamos a abrir la puerta, yo le digo que si la luz del horno esta encendida no puede entrar en la cocina, mi cocina es muy pequeña, de tipo armario, como estoy con él, es una norma que controlo yo, y si me voy de la cocina cierro la puerta, él sabe que no puede entrar pero por si acaso.


Si cocinamos con fuego estoy vigilando sus movimientos, usamos los fogones del fondo, nunca los cercanos a él, y nunca dejo que los mangos de las sartenes sobresalgan de la vitroceramica, es un consejo que se da cuando hay niños, pero los adultos también podemos tropezarnos con el mango que se vuelque el contenido y quemarnos.


Si estamos con algo que pueda cortar, y eso incluye los cuchillos sin filo para niños, tengo puntos en la mano por una cascara de huevo, algo que no corta puede cortar, intento estar atenta a sus movimientos, a que coja adecuadamente el cuchillo, enseñarle a no poner las manos en el camino del cuchillo, no me confió por que no puede cortarse.

Es importante el orden, así se evita que se caigan objetos y se rompan, o nos golpeen.

Y aun así estando atentos, los accidentes pasan, el accidente mas común en una cocina es quemarse con aceite hirviendo, ya sea porque te encangachas con el mango y vuelcas la sartén, o porque le cae agua y te salpica. Para prevenir es importante usar tapa, y como ya comente que el mango no sobresalga. Pero si ocurre, agua fría, si se trata de un adulto hay que ir al medico si nos cae en la cara, o si es una quemadura grande, o si esta la piel chamuscada o blanquecina. Después del agua fría, y hablo de 5 minutos limpiamos con una gasa,  evaluamos y si como digo esta chamuscada la piel nos vamos al médico, pero si se trata de un niño, le ponemos agua fría y después al médico, siempre.

El siguiente accidente habitual es cortarse con un cuchillo, eso suele pasar por usar un cuchillo que no esta lo suficiente afilado, o querer cortar algo con un cuchillo que no es para eso, por eso si queremos que corten los niños y les damos un cuchillo sin filo tiene que ser cosas que se cortan solas o de untar, si queremos que corten verduras, usamos un cuchillo ondulado, o para niños y vigilamos la situación, pero si se corta, otra vez agua fría, evaluar, si la herida es pequeña basta con agua y jabón, si es mas grande un centímetro en caso de un niño, es mejor ir al médico, de dos centímetros si es un adulto, hay que cortar la hemorragia, si es en la mano, hay que mantener está por encima de la cabeza.

Si nos cortamos con algo como en mi caso la cascara de un huevo, aunque lo normal sea con trozos de cristal de algo que se rompió, hay que revisar bien la herida y ver que no haya restos, y lavar con agua y jabón.

Agua fría, no hagáis inventos de poner clara de huevo, pasta de dientes, o demás, si la pasta de dientes sirviera para las quemaduras nos lo pondrían en los paquetes y nos lo venderían a mayor precio.

En serio, solo agua fría y jabón para las heridas, el agua oxigenada hace que la curación sea mas lenta, y la que tenemos en casa no es un buen antiséptico, tampoco lamas, en la boca tenemos muchas bacterias, tampoco alcohol, solo agua.

Y si pones gasas tienen que estar húmedas, con agua o suero.

Y el siguiente consejo, suena estúpido pero es una de las mayores razones para acabar en el hospital, el suelo siempre seco, si se cae algo, hay que secarlo inmediatamente, resbalar y caer, es muy común.

Si transportamos algo, tenemos que estar seguros de donde están los pequeños e ir despacio, es fácil no verlos y tropezar con ellos. Son pequeños.

Pero esperemos preparados que nunca pase nada.

2 comentarios:

  1. Unos consejos geniales! Lo de utilizar los fuegos de dentro tendré que empezar a ponerlo en práctica, lo malo es que son algo más pequeños :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También depende del niño y de la cocina si hay distancia, y el niño es mayor para entender que hay que tener cuidado, pero es mas seguro del fondo, es mas difícil que vuelque o que caiga encima.

      Eliminar