sábado, 7 de mayo de 2016

Cocinar tiene que ser divertido

Los adultos nos centramos mucho en la perfección y el resultado, estamos pensando en no desperdiciar material, en la economía, en el momento pinterest. Y solemos cocinar muy concentrados, un poco serios, en digamos modo profesional, aunque no sepamos cocinar, incluso puede que mas enfocados sino sabemos.

Pero cocinar debe ser divertido, no debemos centrarnos tanto en hacer un plato perfecto, sino en disfrutar la actividad.



Cuando se cocina con niños pequeños, tiene que ser loco, con muchas risas porque si se aburren, empezará el caos.

Trucos:

 Canta, puedes inventarte la canción, usar alguna clásica sobre comida, o que hablan de ella aunque sepas que es otra cosa, hasta que no sean mayores no lo entenderán...


Tomate, ¿qué culpa tiene el tomate? 
 que está tranquilo en su mata, 
 que llegue un hombre lo arranque
 y lo meta en una lata
 y lo fria con patatas, 
 patataaaaa, pataaaaaaaaahhh

Usa juguetes, vamos a preparar una ración para osito, o el dinosaurio nos sujeta la lechuga, o...

Grita, no mucho pero usa ese punto de locura, de estar diciendo la receta normal y gritar ¡LECHE!

Comete errores, tira un poco de harina fuera del bol, usa una cuchara cuando tocaba un tenedor, di que las manzanas son calabazas.


Haz un plato que aparezca en sus cuentos, puedes hacer la cesta de caperucita, incluso poneros sudaderas con capucha para cocinar, puedes hacer un plato de calabaza y contarle la cenicienta, puedes preparar algunas frutas y hablar de la oruga glotona...



Hay que hacer paradas, su concentración es más pequeña, parar un rato, jugar, o pintar.

Puedes dibujar algunos ingredientes, o el plato, o algo relacionado con lo que vais a cocinar para que lo coloreen, o peguen trozitos de papel, mientras hacéis una pausa, no hace falta ser buen dibujante, los niños tienen una gran imaginación. Y sino seguro que en Internet encuentras para imprimir.

Cambiarle el nombre a los platos, batido de espinacas, noooo, batido Hulk, que ellos también lo hagan, fajitas flaquitas y gorditas,  sándwich de enamoramiento de anchoas y boquerones, inventaros una historia, sobre como se conocieron y acabaron sobre una rebana de pan, o sobre como nació la receta.



Haz algo loco como hacer una sopa de piedra pero con todos sus ingredientes. Es un cuento famoso pero ya pondré mi versión en el blog.



Decora la cocina como la de una bruja, no hace falta mucho, con poner en unos tarros con etiquetas extrañas, y alguna cosa como arañas de broma, o disfrazados de brujos para hacer un potaje mágico, o de superheroes para crear un antídoto a base de galletas, o de médicos para hacer una sopa curativa, o de guerreros para preparar una ración de combate, o aventureros para preparar lo imprescindible en un viaje... Usar el disfraz que tengáis en casa, o hacerlo con una toalla... ¿Quién no se sintió romano, al salir de la ducha, o Superman con una toalla a la espalda?



Salta,  no temas emocionarte o ensuciarte, disfruta. Y sobretodo deja que ellos lo hagan.




10 comentarios:

  1. Genial! Muy buenos trucos para que los peques se diviertan en la cocina! Saludos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Me los apunto todos! Qué buenos consejos. Muchas gracias por compartirlos. Cocinar con los peques no siempre es tan idílico como nos pensamos. Y nunca está de más hacer divertido lo que se está haciendo, así luego quieren repetir :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí, creo que por que los mayores nos agobiamos enseguida pensando en lo que hay que limpiar, en la economía, en que no se desperdicie nada pero a veces lo importante es ese momento aunque de trabajo extra

      Eliminar
  3. Buenisimos consejos!!!
    Yo justo ahora estoy consiguiendo frutos de las pequeñas cositas que hacemos con la comida....mi hijo tiene aversión a las texturas y nos cuesta sacarle el triturado....tus consejos son geniales

    Tengo que sacar tiempo y ponerme "con las manos en la masa" y mancharnos un poco el peque yyo!! como tu recomiendas ^__^
    No tenemos nada de tiempo en el dia a dia, pero hay q intentarlo jejeje

    ...y atenta estaré a si haces esos mini videos ^__^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si el problema de cocinar con los peques es que tardas un poco más, pero y tengo que hacer una entrada sobre ello, es que tebemos la manía de pensar que tenemos que hacer una receta entera con ellos,y no hace falta, pueden ayudarnos solo con una parte, un día pueden poner la mesa, otro cortar, otro machacar con un tenedor o las manos, o la receta entera so están con ánimo. Podemos convertir la cena del sábado o el desayuno del domingo en algo que se haga con ellos siempre aunque el resto de días no hagamos nada por la falta de tiempo, se puede usar la semana para planificar que se desayuna el domingo, inventar platos, actividades...

      Las texturas es un camino largo, hay niños que les cuesta y otros que no, a veces ellos tienen la sensación que se van atragantar aunque sean trozos que son más bien puré y por eso lo rechazan, así que a veces y digo a veces porque cada niño es un mundo viene bien ir disminuyendo poco a poco el nivel de triturado cada vez más grueso pero poco a poco. Ver que el puré se hace con los ingredientes y como son antes, verte comerlos tal cual, usar un plato común para que sea como comer tu comida, poner triturado y normal juntos... Es difícil encontrar el sistema que ayude, pero un día empezará.

      Eliminar
  4. Me encanta el espíritu de esta entrada, Carla. Es exactamente eso: tenemos que hacer que la cocina sea divertida. Incluso voy más allá: no ha de ser divertida solo porque cocinemos con niños; también deberíamos hacer que fuera entretenida para los adultos. Es una forma genial de hacer que una tarea del día a día se convierta en un rato divertido, ameno… y así comemos más sano que si dejamos que la cocina rutinaria y aburrida nos lleve a comer «de sobre» constantemente.

    Por curiosidad, ¿tú a qué edad empezaste a hacer cosas con ellos en la cocina? Nuestra chiquitina pone mucho interés y siempre quiere estar en la encimera viendo lo que hacemos. Ya le dejamos que eche trozos a la cazuela y está aprendiendo a usar los cubiertos y a cortar fruta con un cuchillo que no sea muy afilado, pasa macarrones de un recipiente a otro… Cosas así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opino igual no importa la edad pero los mayotes tendemos a convertir todo en un asunto serio, en una competición o en la búsqueda de impresionar a los demás, cosas que no estoy de acuerdo pero ocurren.

      Pues piensa que el blog es de 18 meses (pueden ser antes o después los bebés son diferentes y muestran interés por distintas actividades en distintis momentos) en adelante, pixelillo siempre está conmigo así que porteando, desde su mesa a estado en la cocina, más pequeños simplemente el sentir las texturas, en los talleres montessori que va son de 18 a 36 pero el empezó con 15, allí a veces haxen actividades de cortar, hacen muchos trasvases, trabajan mucho.la motricidad fina.

      Haces muy bien, mientras esteis con ella, y vigileis los peligros son actividades muy buenas de cara a la escritura por ejemplo.

      Eliminar
  5. Me encanta el post! Y a ver si prontito aparecen esos videos que aquí tienes una seguidora eh. No hay nada mejor quecompartir una actividad con los peques, pasarselo bien y de paso si sale algo rico mejor que mejor. Los consejos muy buenos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo la idea de comprarme un.móvil nuevo con.una buena cámara y reorganizar el comedor para grabar de in.modo medio decente XD y ver como organizo. Vamis que tardaré aun una semana o más

      Eliminar