domingo, 27 de marzo de 2016

Seguridad y tablas de corte

En la cocina es importante tener diferentes tablas de cortar, una para cada tipo de alimentos y así evitar la contaminación cruzada, esto con niños es aún más importante, nos pasamos años esterilizando innecesariamente muchos de los objetos que usan, y luego lo que realmente es importante lo dejamos pasar.




 Imaginad lavas con productos especializados (lejía de uso alimentario) la lechuga, coges la tabla, cortas un pescado porque vas a preparar lenguado al horno, y luego cortas esa lechuga en esa misma tabla, puede que la pases antes por el grifo pero seguramente, no haces un lavado a fondo en ese momento a la tabla, así que todas las molestias que te tomaste en limpiar la lechuga fueron para nada. Y aun con un buen lavado corres el riesgo que al día siguiente esa tabla aun siga contaminando con las bacterias de aquel pescado crudo todo lo que cortes en ella.

 Por eso es bueno tener tablas de colores, o con dibujos o formas diferentes, y siempre reemplazarlas cuando estén gastadas por otras del mismo color, o avisar y remarcar que ahora el pescado crudo se corta con una azul.




 También se puede plastificar un cartel con un dibujo, se le pone una cuerda y se ata a la tabla, así aunque uses el mismo modelo de tabla, siempre sabes cual es la de las frutas y cual la de la carne. Y los peques no se lían.  Hay que cambiarlas cada cierto tiempo, especialmente si tiene muchos arañazos profundos, hay que usarlas siempre secas, lavarlas con lejía, cloro, vinagre, y un detergente antibateriano y agua caliente, y mejor usar el lavavajillas o hervir.

Por cierto los trapos de la cocina son auténticos almacenes de microorganismos, si desinfectáis no los uséis para secar, arruináis el trabajo anterior.

sí, la tengo que cambiar


 En hostelería no puede ser de madera, aunque el tema esta en debate después que unos estudios confirmaran que pese a lo que se creía las de madera bien limpiadas y tratadas con aceites son más seguras que las de polipropoleno, ademas en realidad lo que dice el reglamento es
NO deberán ser porosos ni absorbentes y serán resistentes a golpes o ralladuras, deben ser de fácil limpieza y desinfección y que no supongan un foco de desarrollo bacteriano., 
así que la teoría dice nada de madera, ni platos, ni tablas, ni cucharas pero la realidad es que no es raro ver algo de madera en un restaurante, de todas formas no es lo mismo una cocina de casa que un restaurante, y se piensa que las de madera cuidan mejor los cuchillos.

Existe la teoría que hay una regla de colores en las tablas de uso profesional, siendo blanco: productos Neutros como Pastas, quesos, pan, verde:  verduras hay sitios que usan la misma para frutas y otros que usan otro color para estas, amarilla: Carnes blancas, azul: Pescados y mariscos, roja: Carnes rojas, marrón: Carnes cocinadas y fiambres, y negra presentación o fiambres, pero esto no es oficial y cambia de un sitio a otro, muchos restaurantes simplemente por la distribución saben para que es y muchos no usan tablas de corte sino tablones de grandes dimensiones.

En una casa es recomendable tener al menos una tabla para verduras y frutas, para carne cruda, otra para pescado crudo y otra para lo cocinado. Pero extremando la limpieza dos bastan, aunque hoy en día se pueden conseguir tablas muy baratas, no de la calidad requerida para un uso profesional pero si para la tranquilidad de una casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario