domingo, 21 de febrero de 2016

Una idea para presentar el desayuno

En varias ocasiones nos han clasificado como una familia Montessori, si lo somos o no es debatible, yo diría que no, y más si me comparo con otras familias, este sábado, fui a un taller sobre la presentación de las actividades en Montessori era presencial y para el rango de edad 0 a 3, mi marido ya había asistido a ese taller hace tiempo, pero yo me quede con ganas y aproveche que esta vez si podía ir, ahora mismo estamos mas centrados en 3 a 6 realizando un curso online para familias y documentadonos sobre esa etapa, pero aun pixelillo tiene dos años.




La guía nos recordó a los asistentes que Montessori no son los materiales, sino la filosofía, la manera de presentar las actividades, el seguir al niño, el respeto, la confianza,la libertad del niño, darles un entorno en el que puedan explorar y descubrir.



Dicho todo esto, esta entrada podría ser clasificada de seguir el método Montessori, pero estoy conociendo el método desde la perspectiva de una familia, soy mamá de un niño, no una guía con decenas de pequeños con los que tener decenas de experiencias comparativas, esta es solo una entrada sobre como presentar las actividades relacionadas con la cocina y el desayuno siguiendo un poco lo que he aprendido sobre Montessori estos tres años, es como lo hacemos en casa pero eso no quiere decir que sea correctamente Montessori, en Waldorf  y otras pedagogías también usan la presentación. Vamos que si os gusta Montessori os puede encajar pero que no penséis que estoy diciendo en Montessori se hace así, bla, bla,bla



Para mi proporcionar un ambiente a pixelillo, es un trabajo, lleva tiempo, dedicación, el darle experiencias significa también un esfuerzo. Hay mañanas, no todas, por que no siempre tenemos tiempo, que preparo lo que llamo la mesa del desayuno. Es una mesa en la que pongo distintas propuestas para que el elija que es lo que quiere preparar para desayunar a parte de lo que ya le puse, algunas de esas bandejas las puedo dejar a lo largo de la mañana pero en algún momento las cambio por las que tengan que ver con la comida, o la cena,o las retiro totalmente.



El puede escoger trocear el plátano, la manzana, preparar tostadas, hacer zumo, comer una fruta... Depende de lo que tengamos ese día. Es su decisión, y le doy alternativas por que si solo le ofreciera una cosa seria mi decisión. El porque de la presentación es para que lo vea como una actividad más, algo divertido que hacer, que le pueda atraer. No voy y le digo hoy puedes hacer esto y esto, o lo otro porque posiblemente ni siquiera sabe de que le estoy hablando, pero si lo ve, puede entender, recordar y entonces decidir.



Una vez que el decide que hacer, se lo tengo que enseñar, lo hago con mi desayuno, para que ademas vea que desayuna lo mismo que yo, y puede que de paso yo elija hacer otra cosa más y le muestro otra actividad, pero cada uno se prepara su parte.

Lo dicho es un esfuerzo, difícilmente algo que se pueda hacer a diario, pero merece me merece la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario